sábado, octubre 07, 2006

:::El alma de un beso:::

En aquel cáliz, regado de luna
embebí la esencia, antes muerta,
de mis labios dormidos.
Que dulzura más inmensa,
aquel brebaje eterno,
que extrajo la impureza innata,
de tiempos olvidados.
Consumiste de mi,
todo lo que frenaba el vuelo de mi alma.
Tus labios tan cruelmente entreabiertos,
arrancan el pesado sabor,
a perdidos de los míos.
Esa lengua fugitiva de las reglas
rompe las cadenas que atan,
el movimiento y la velocidad.
Estas pegado a mi,
de la forma mas acogedora.
Aquella sonda que se intromete en mi alma
mantiene el palpitar, acucioso, de mi respirar.
Soltarte?... y dejar que te separes de mi?...
y permitir que el tiempo
arranque de mis días la cálida sensación?...
quedémonos más así…
que el tiempo ya no significa nada,
si puedo tenerte bordándome un beso en los labios…
La luna fulmina nuestras cabezas,
mientras el manto grueso de la noche,
cubre nuestras espaldas.
tus ojos en los míos,
logran adormecer el frió de millones de estrellas,.
te tengo aquí, en mi seno,
en medio de la noche,
incrustado en mis manos,
tejiendo para ti la calidez de algo nuestro.
en mis brazos,
tengo todo los que quise,
y jamás me atreví a pedir,
el peso ajeno en mi espalda,
de recuerdos perpetuos.
Fuiste para mi,
en medio del frío,y el ardor de mi lengua,
como yo fui para ti,
dentro de esa burbuja de ímpetu y fervor.
una danza húmeda con nuestros labios,
con la tórrida melodía de tu tibio respirar.
Muerte injusta! ven ahora…
que en mi no quede mas recuerdo que este,
el de tenerte en mi piel,
ultrajándome los labios,
donde el calor funde mi prematura agonía,
donde tu boca me arranca el ánima.
¿Por qué no me arrancas del tiempo?
¿Por qué no inundas mi alma con los sueños de no despertar?...
ahora que sus labios pulieron mi esencia,
llévame ahora…
esta es la ultima vez que nazco para morir…